El arte es de Familia, por lo cual Elsa Atalaya aprendió de su madre desde niña, sobre el arte del tejido de los sombreros, el que se hace únicamente con las manos, desde entonces ha sido su pasión y ha dedicado su vida a este arte, enseñando también a su hija Milagros Rodríguez quien también borda desde pequeña y desde allí siento que es lo que le apasiona. Por lo cual madre e hija cada día trabajan con la mejor calidad en materiales ya que les gusta que sus clientes estén completamente satisfechos.

 

RUC: 10401822173